El Brillo Oculto de los Desvelados

Si eres de los que se levantan tarde, de seguro en algún momento te han hecho sentir inferior ante la superioridad moral que imponen tus amigos y colegas madrugadores.

A diferencia de los madrugadores (gente que tiene una costumbre o tendencia genética para acostarse y levantarse temprano), los que se levantan tarde, también conocidos como “desvelados”, también tienen una tendencia a acostarse tarde y dormir incluso hasta más tarde. Y está bien. Aunque puedas dormir buena parte de las horas antes del mediodía, que los madrugadores identifican como las más productivas, para los desvelados estas horas de productividad se manifiestan mucho más tarde.

Un Estigma Injusto

En los desvelados, la secreción de melatonina empieza más tarde, lo cual les permite permanecer despiertos (y productivos) ya entrada la noche. Por esto, como indican Lockley y Russell en su libro “Sleep: A Very Short Introduction”:

Los tipos nocturnos se levantan más temprano en su “dia” circadiano, por tanto están más somnolientos y tienen peor desempeño en la mañana pero no empeoran tanto como los madrugadores al final del dia.

El estigma inmerecido de “flojos” que se da a los desvelados sucede porque los madrugadores del mundo nunca te ven cuando eres más productivo porque, irónicamente, ya están roncando cuando tu estas a máxima.

En su libro “Internal Time: Chronotypes, Social Jet Lag, and Why You’re So Tired”, Till Roenneberg comenta:

El cartero no piensa ni siquiera por un segundo que ese joven puede haber trabajado hasta la madrugada porque tiene un empleo nocturno u otra razón. Simplemente etiqueta como “flojos” a toda esa gente joven y saludable que duerme entrada la mañana.

El Dr. Christopher Drake, un científico veterano del Henry Ford Sleep Disorders and Research Center en Detroit indica:

“El cuerpo humano necesita entre siete y ocho horas de sueño durante la noche para mantenerse alerta a niveles óptimos durante el dia.”

Aunque hay científicos que identifican la existencia de una “élite sin sueño” que puede funcionar con una cantidad mínima del mismo, es probable que no seas uno de ellos (ni tus amigos y colegas madrugadores). Cuando le preguntaron sobre tal élite, el Dr. Drake se mantuvo escéptico diciendo:

“Mucha de esa gente famosa, como Thomas Edison, tomaban siestas, o andaban somnolientos durante el día. Imaginémonos la brillantez y productividad mayor que pudieron haber tenido si hubiesen dormido mejor.”

Sueño > Cafeína

El Dr. Charles Czeisler, Director del area de Medicina del Sueño de la Harvard Medical School, le explicó a The Wall Street Journal en 2008 como la cafeína no reduce de ningún modo tu necesidad de dormir:

“Es como tomar una aspirina para reducir tu fiebre. No estás yendo a la raíz de tu problema. La cafeína hace una excelente labor enmascarando tu impulso de sueño bloqueando temporalmente los receptores que registran la somnolencia -algo que se explica en estudios sobre la fatiga vespertina- pero en este respecto, dormir cuando estás cansado, si tienes ese lujo, es mejor para tu salud que forzarte a levantarte muy temprano y luego meterte un coctel de café, té o bebidas energéticas para mantenerte despierto y alerta en el dia.”

La Dura Realidad

Claro, los desvelados no están muy contentos con todo lo anterior cuando tienen un empleo que requiere un horario de trabajo “estándar”, o tienen hijos que levantar, alimentar, vestir y mandar o llevar a la escuela temprano a diario.

A pesar de que en un mundo ideal podrías dormir unas cuantas horas adicionales durante la mañana, si obligatoriamente tienes que seguir un calendario tradicional matutino, hay algunas acciones que puedes tomar para mejorar la calidad de tu día, incluyendo:

  • Planear tu día la noche anterior: Pueden ser tareas personales, de trabajo o una combinación de ambas. Planear tu día la noche anterior le da uso productivo a tu energía vespertina y te ayuda a arrancar bien el dia siguiente.
  • Medir y entender bien en qué momento tu productividad esta al máximo: Esto seguramente sera alrededor del mediodía, pero igual puede ser más tarde o después de la medianoche. Cuando conozcas bien ese momento, sé estratégico para usarlo bien.
  • Crea límites alrededor de tu tiempo productivo: Los madrugadores expresan que uno de los beneficios de levantarse temprano es que hay poca gente cerca y así pueden concentrarse en trabajar sin interrupciones. Lo mismo es real si tu productividad tope es a medianoche, pero si es a mediodía o en la tarde, vas a tener que poner límites en tu tiempo y contactos para asegurar que tu periodo de mayor productividad se mantenga.

Los desvelados no deben sentirse presionados para “transformarse” en madrugadores. Uno no es mejor que el otro; lo más importante es saber que es lo que te funciona. Cuando encuentres tu periodo idóneo de productividad, lo demás va a acomodarse.

Benjamin Spall

Categorías UncategorizedEtiquetas

2 comentarios en “El Brillo Oculto de los Desvelados

  1. Yo creo que mi periodo más productivo empieza a eso de las 10 PM y termina en la madrugada. Tengo la fortuna de tener un horario flexible pero para otras actividades que requieren de la mañana siempre hay una desventaja, más en Japón donde todo está tan sincronizado. Buen artículo, saludos desde Japón de un búho bajacaliforniano.

    Me gusta

    1. Saludos Fermín! Nos acaba de platicar Lourdes todo lo que andas haciendo allá, éxito!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close