Escuchar a Bill Belichick

El Head Coach de los New England Patriots es una de las personas mas exitosas que existen y, controversial por supuesto como todo personaje así, tiene un lugar en la historia del deporte y de la filosofía de los triunfadores.

Es también famoso por su semblante serio, sangrón y pesado en pocas palabras. Esto es percepción de la mayoría de personas que no lo conocemos y tomamos ese juicio de sus intervenciones publicas, principalmente sus conferencias de prensa.

La liga impone a los entrenadores y jugadores ciertos tiempos y días para atención a los medios de comunicación. Hay quienes lo hacen con gusto, posando con su mejor vestimenta y gustan de ser el centro de la atención.

En el caso de Belichick no es así.

Sus respuestas son cortantes, tajantes y dentro de lo posible son monosílabos para los cuales difícilmente despega los labios y de hecho se podría decir que murmura sus comentarios ante el micrófono con la cara de enfado que le caracteriza. He visto otras entrevistas y documentales que han hecho con el y, aparentemente en toda ocasión es una persona que no levanta la voz y habla pausadamente incluso cuando esta muy contento en situaciones personales.

Como incipiente entrenador de fútbol americano infantil y aficionado a ese deporte quiero imaginarme como es que, con esa voz y la personalidad que aparenta, impone Belichick a sus jugadores su filosofía, disciplina y estructura para poder encabezar una organización tan exitosa.

Esto es lo que imagino de una conversación de Belichick con sus jugadores dentro del vestuario durante el primer día de entrenamiento de una temporada:

“Compañeros, esta plática va dirigida a quienes están en este equipo por primera vez, sean novatos o veteranos que se unen a nosotros. Este tono pausado con el que me escuchan hablar, es el mismo tono que escucharán de todas las personas en esta organización y bajo cualquier circunstancia. No importa si perdemos o ganamos, si cometemos un grave error o si logramos una gran jugada.”

“El mismo Señor Kraft, dueño del equipo, y cualquier miembro de la directiva y del personal administrativo les hablarán de esta misma forma para cualquier asunto relacionado con sus contratos o situaciones extra deportivas. Platiquen con sus agentes si aun no nos conocen porque deben de saber esto que les estoy diciendo pues ellos recibirán el mismo trato pausado y tranquilo en cualquier negociación.”

“El personal deportivo, desde las personas encargadas de la utilitaria y equipamiento, y todos y cada uno de sus entrenadores por posiciones y coordinadores ofensivo y defensivo también se dirigirán siempre a ustedes así. Aquí están prohibidos los gritos y las estridencias. Ustedes seguramente me han visto hablar de este mismo modo con la prensa y también como se habla en las entrevistas que se permiten a algunos de los jugadores veteranos.”

“Del mismo modo esperamos de ustedes exactamente que aprendan a dirigirse entre ustedes mismos y hacia toda la organización en el mismo tenor. Allá afuera no podemos controlar esto, pero les aseguro que van a acostumbrarse y lo seguirán haciendo en sus vidas personales.”

“Y esto tiene una razón poderosa. Gracias a esto todos aquí hemos aprendido a escuchar.”

“Tradicionalmente en las organizaciones existen tonos de voz elevados cuando se trata de hacer llegar ciertos mensajes, llamadas de atención o incluso celebraciones. Nosotros queremos toda tu atención en cada palabra que se te dirige. Hablar en este tono bajo y pausado permite que centres tu enfoque completo en lo que estamos diciendo y luego lo ejecutes buscando la perfección. Se trata de que los mensajes sean digeridos despacio y exista oportunidad de que puedas preguntar y tener diálogos razonando, y saboreando incluso, cada gota de aprendizaje que vas a captar.”

“Una vez que pasen las primeras semanas y sepas escuchar y hablar del mismo modo con todos nosotros, entonces aprenderás el secreto de esta organización de campeones: habrás aprendido a escucharte a ti mismo.”

“Esto significa que no podrás engañarte mas con pretextos sabiendo realmente que es lo que puedes y no puedes hacer. Vas a eliminar los limites de tu capacidad intelectual y de ejecución de todo lo que puede hacer tu cuerpo durante los entrenamientos y los partidos. Interiormente vas a tener esa voz constante que te va a empujar a buscar la perfección logrando la excelencia. Te convencerás a ti mismo de que puedes lograr ese bloqueo, esa carrera, esa tackleada, ese pase o esa ruta.”

“Así es como hemos logrado todos estos campeonatos y triunfos. Muchos de ellos viniendo de atrás, porque precisamente estamos convencidos realmente, cada uno de nosotros por nuestras propias consciencias, que siempre podemos lograrlo. Cuando alcancen ese nivel de escucha interior, es cuando van a poder cancelar todo ese ruido y distracciones externas del mundo, los rivales, la prensa y todos los demás que pueden meterse a tu mente muy fácilmente para detenerte.”

“Ustedes van a tener el poder de decidir a quien escuchar y a quien no. Ese, compañeros nuevos, es el secreto de este equipo.”

 

 

Categorías UncategorizedEtiquetas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close