Ordenar por Precio

Imagina una tienda donde los artículos están acomodados por precio. De un lado están la sal y los chicles y en el otro extremo los trapeadores y la carne.

Siempre pensamos en el costo de algo antes de comprarlo, pero no lo compramos por lo que cuesta.

Si te ves actuando como si vendieras un artículo común diciendo “Ésta es la categoría X y el precio es Y”, entonces ya dejaste de ejercer cualquier clase de mercadotecnia. Eres un proveedor de artículos comunes por elección, lo cual está bien mientras estés de acuerdo en competir en una carrera hacia el fondo.

La alternativa es hacer el trabajo riesgoso y difícil de ganarse la atención, crecer una reputación y, mas que nada, contar una historia que lleve a tu producto o servicio fuera de la categoría de artículos comunes hacia un espacio definido por la conexión, el significado y la posibilidad.

El precio bajo es el refugio del mercadólogo que no tiene algo más significativo que ofrecer.

Categorías UncategorizedEtiquetas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close