Un Continente de Charlatanes

El show del médico milagroso, la lectora del café, el vendedor de aceite de serpiente… existe una larga historia de mercadólogos de mala reputación en todo el continente.

La razón es simple: pasamos doscientos años esparciéndonos por todo el terreno y, a diferencia de Europa, era común encontrarse con extraños. Todo mundo iba y venía, y no era raro entablar conversación con un desconocido.

Lo malo de tal apertura es toda la gente que tomó ventaja de ello. Una tradición que continúa hoy en día.

En la prisa de la expansión, la gente cobijó la idea de la gran ganancia. Nombraron su rancho “Bonanza” o su pueblo “Prospector”. Buscaron petróleo, invirtieron en acciones de centavos y probaron placebos caros…

Lo bueno del asunto es ser receptivo a nuevas ideas, incluso aquellas demasiado buenas para ser ciertas (especialmente esas) crean una tradición de neofilia y optimismo. Cuando alguien descubre algo—una innovación que realmente mantiene su promesa—es mucho mas probable que pegue.

El riesgo es demasiado obvio.

Y así, debemos permanecer vigilantes, enseñar a nuestros amigos y clientes a estar alertas, y empujar a los reguladores a que tengan cuidado, porque sigue habiendo un charlatán en cada esquina.

Categorías UncategorizedEtiquetas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close