Bajo y Despacio (vs. Temor)

Mi pan falló. Por primera vez desde que empecé a hacer pan, este fin de semana me salió mal.

Sé porqué.

Lo apresuré.

No dejé que la masa fermentara lo suficiente.

Y luego calenté de más el horno, en un esfuerzo para que las barras estuvieran listas antes de irme a una reunión.

El pan delicioso no funciona así. Está listo cuando está listo, no cuando tu necesitas que esté.

Por supuesto, la analogía es obvia. Mucho del trabajo que hacemos como creadores, líderes, como gente buscando el cambio–necesita fermentarse, para crear carácter y tensión e impacto. Y si lo apresuramos, no obtenemos algo que valga mucho la pena.

Hay un lado opuesto.

A veces, creemos equivocadamente que estamos construyendo algo que toma tiempo, pero lo que estamos haciendo de hecho es escondiendonos. Nos atoramos y divagamos y provocamos distracciones, no porque el trabajo nos lo exija, sino porque tenemos temor de lanzarlo.

La impaciencia puede ser una virtud si nos provoca el salto a través del miedo que nos detiene.

Categorías UncategorizedEtiquetas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close