No Dividas el Premio (Al menos no en esta mesa)

Me sacaron del único juego regular de póquer que he jugado.

La primera semana gané unos cuantos dólares. La segunda semana quedé tablas. La tercera semana, las apuestas se pusieron serias y había mucho en la mesa—tal vez tanto como $30 dólares(¡!).

Dándome cuenta que este tipo de riesgo no funciona para mí, volteé con las últimas dos personas que quedaban conmigo en la mesa y les dije: “¿Porqué no dividimos el premio entre los tres?”

En el largo plazo, esa puede ser una buena manera de irte a casa. En la vida real, es una manera totalmente sensible para lidiar con el riesgo.

¿Pero en un juego de póquer?

Al sentarte en una mesa de póquer estás actuando “como si”. Como que estás arriesgando. Y si no quieres arriesgar, no juegues. Eso fué lo que me dijeron y tenían razón.

Lo mismo es verdad cuando asistes a una sesión de lluvia de ideas, a una terapia o incluso a un restaurante Etíope.

Si no te quieres involucrar con lo que está en la mesa, entonces ni te sientes.

Categorías UncategorizedEtiquetas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close