Una Hoja en Blanco

Las últimas pistas del crucigrama son las más fáciles de encontrar… no quedan muchas opciones.

Con el tiempo, dejamos que la red laboral se sature y pasamos nuestro día productivo llenando las pequeñas esquinas.

Atendemos las tareas incompletas o encontramos las mejoras menores que siguen en la lista.

A veces, este pequeño incrementalismo lleva a una gran idea. Pero seguido, es la libertad (y miedo) de ver una hoja en blanco que abrirá la puerta hacia un camino enfrente.

Claro, esa hoja no está completamente en blanco. Tenemos incontables presunciones acerca de nuestros activos, que es lograble y donde estamos cómodos. Estas presunciones podrían suspenderse si nos importara lo suficiente.

La mejor manera de trabajar con la hoja en blanco es mucho antes de que te enfrentes con una.

Categorías UncategorizedEtiquetas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close