El Perdón

Negarse a ofrecer disculpas o pedir que nos perdonen no es una señal de fuerza. Es una señal de narcisismo.

“Te ofrezco disculpas si te ofendí…” no es pedir perdón. Es una expresión en la que dudas haber hecho algo incorrecto.

Una disculpa sincera involucra el aceptar la responsabilidad por tus acciones: “Te ofrezco disculpas por haberte ofendido…”

Categorías UncategorizedEtiquetas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close