“¿Cuál es la parte difícil?”

Una pregunta sencilla que seguido pasamos por alto, como si ignorándolo el problema fuese a desaparecer.

Todo lo que vale la pena hacerse tiene una parte difícil. Si no fuese así, ya se habría hecho antes.

La parte difícil, si bien nos va, se va a hacer más fácil si ubicas recursos y enfoque y esfuerzo. Ese es el punto del trabajo, debilitar a la parte difícil.

Pero si nos negamos a preguntar y responder, entonces ¿cómo será posible enfocarnos en lo que importa?

Frecuentemente es más divertido y relajante enfocarnos en las partes que no son difíciles. O pretender que la parte difícil es fácil.

Mejor, digo yo, que si decidimos que el trabajo vale la pena hacerse, nos pongamos serios al respecto de las partes por las que vale la pena esforzarse.

PD Y aquí estamos, todos los días atentos, únete al movimiento y poco a poco, avancemos juntos… https://rafaelorduy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close