Aliados y cómplices

Ser un aliado implica que no vas a estorbar y, si es posible, intentarás ayudar.

Para ser un cómplice, por otro lado y en el buen sentido de la palabra, significa que arriesgaste algo, sacrificaste una parte y te pusiste en el anzuelo tu mismo también.

Necesitamos más aliados, en todo el trabajo que hacemos. Los aliados pueden abrir puertas y ayudar a sentirnos menos solitarios. Pero encontrar un cómplice – ese es un salto extraordinario hacia enfrente.

Un área en la que necesitamos ser cómplices, es en el tema del racismo. Una vez que te lo encuentras, lo vas a encontrar por doquier. ¿Cuándo nos importará tanto como para trabajar en ello, en la misión y en el problema?

Incluso cuando pensemos que es “trabajo de alguien más.” Porque probablemente también nos pertenece a nosotros.

PD En tu vida, en tu trabajo, en tu proyecto, comprométete. No nada más por encima. Con todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close