Salud Pública

Para los miembros del público, quedarse en casa y cobijarse en ese lugar no es egoísta, es generoso. Distanciarnos socialmente ayuda a limitar al virus de infectar a otros, al mismo tiempo que empareja la curva de distribución de la pandemia, dándole a las instalaciones de salud la oportunidad de atender durante todo el tiempo.

La salud pública es eficiente, una cambiante de cultura y un compromiso. No es simplemente una versión más cara de la salud privada.

Cuando la fuente de surtido de agua es confiable, el aire está limpio y el sistema de salud pública funciona bien, rara vez lo notamos. La nutrición, el acceso médico y la seguridad en el transporte son cosas que damos por sentado. Cuando contratamos al gobierno para que se haga cargo de la salud pública, cedemos pequeñas cantidades de independencia y de dinero. Pero se crean enormes beneficios, mucho más de lo que cuestan.

En primer lugar, es más barato y confiable tener algunos ingenieros capacitados para verificar y dar mantenimiento al agua y a todo lo demás, de lo que le costaría hacer eso a cada persona que consume dichos bienes.

En segunda instancia, la salud, como el clima, es algo que la gente saca en la conversación pero que rara vez hace algo sobre ello. Centralizando la acción, hacemos más probable que algo realmente suceda.

Y en tercer lugar, los individuos humanos somos malos al pensar en el largo plazo. Los sistemas pacientes seguido le ganan a las acciones individuales cuando se trata de la salud pública.

Y más seguido, es solamente la acción coordinada la que puede ayudar a la comunidad entera. Y esta acción coordinada rara vez sucede sin coordinación intencional. No lo hagas porque finalmente llegaste a ese punto. Tampoco lo hagas porque es tu mejor interés de corto plazo. Hazlo porque todos necesitamos que se haga.

Es difícil sobre invertir en construir y controlar sistemas de salud pública competentes y su administración. Y a veces no nos damos cuenta de lo importante que es el sistema hasta que vemos lo impreparados que estamos. (Por lo que, por cierto, hoy es un buen día para quedarse en casa).

Gracias a todos los trabajadores de la salud pública y profesionales de medicina que están en el frente de batalla en estos momentos. Estamos agradecidos por una vida de sacrificios y compromiso…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close